Consultas

CONSULTA ASTROLÓGICA

Se basa en el estudio de la Carta Natal. La Carta Natal es una fotografía del cielo en el momento exacto del nacimiento, este gráfico describe no sólo la personalidad sino también la Misión o Propósito del Alma para su expansión y crecimiento.

Nuestra Astrología no se basa ni en adivinación, predicciones o determinismos. La Astrología es una herramienta antiquísima que busca el auto-conocimiento y el dominio de las experiencias de la vida y la conciencia. Es por esto que nuestra astrología guía y enseña a que las personas identifiquen sus patrones y creencias que los llevan al sufrimiento, a la separación y a las heridas repetitivas.

¿Qué estudios se pueden hacer con la Astrología?

  • La Misión de Vida: Los Nodos Lunares o los Nodos del Karma describen con una exactitud sorprendente cuál es la Misión del Alma en esta encarnación. Esta Misión rige todas las experiencias de nuestra vida: las relaciones, la familia, el trabajo, el éxito, nuestra espiritualidad, nuestra individualidad, etc. Su estudio permite no sólo entender con consciencia por qué estamos en este mundo, y para qué somos buenos; sino también a identificar los patrones repetitivos que nos impiden la expansión y la plenitud.
  • La Carta Natal: Es un estudio extenso de no sólo los Nodos Lunares, sino del resto de las herramientas astrológicas (planetas, signos zodiacales, casas y aspectos) que describen nuestra manera de ser, nuestros talentos y potencialidades y nuestros tropezones más comunes. La Carta Natal es una guía de vida, y su estudio es tan extenso que puede ser una herramienta para toda la vida, pues su energía se va expresando a medida que vivimos determinadas situaciones o confrontaciones.
  • La Revolución Solar: Un estudio focalizado sobre el año venidero después del cumpleaños. Este estudio permite profundizar en el año para concentrar nuestra conciencia en ciertas etapas o proyectos importantes.
  • Los Tránsitos: Este estudio es el mejor cuando enfrentamos crisis o problemas sin aparente solución. Con un estudio de los tránsitos podemos ver con detenimiento qué aspectos de la conciencia están sufriendo una tranformación y para qué. Conocer el origen de nuestras crisis permite que adquiramos un aprendizaje mayor de nosotros mismos, y que el dolor no se convierta en sufrimiento.

Anuncios