La Crisis y la Renovación

Ecdisis se le denomina al proceso de muchos animales al mudar de piel. Como las serpientes y algunos reptiles, llega un momento en el que es necesario desprenderse de una capa fina y cristalizada de escamas.

Inline image 6

Esta descamación la hacen las serpientes y reptiles en un solo proceso. La serpiente va tomando un color opaco, y va perdiendo brillo, se puede reconocer muy fácilmente este proceso cuando se les ve los ojos blanquecinos. Esto es debido a que la parte más superficial de la piel empieza a perder vitalidad y empieza a desprenderse desde dentro. La nueva piel segrega un liquído que hace que la descamación sea posible. El resultado es un cascaron de piel que queda prácticamente intacto, pareciera que la serpiente se quitará un disfraz.

La razón de que estos animales se descamen y pierdan esta capa de queratina fina de las viejas escamas radica en dos razones:

La primera es que las serpientes y los reptiles no pueden crecer, porque esta capa a pesar de ser fina resulta ser un obstáculo y una barrera que impide al animal evolucionar, asi que los reptiles y las serpientes jóvenes mudan de piel varias veces al año al ritmo de su propio crecimiento orgánico. Las ya maduras mudan su piel vieja una vez al año.

La segunda razón, es que este proceso es indispensable para mantener su salud y su aseo personal. Estos animales al desprenderse de lo viejo, se liberan de otros tóxicos como parásitos o resequedades que no pueden atacar por sí mismas. Una capa muy delgada también de los ojos se remueve junto con todo el caparazón seco, ayundándolas a desinfectar sus ojos, y lograr una mejor visión.

El proceso inicia cuando el animal se torna opaco, su brillo natural se extingué por un cierto tiempo. Luego, en un momento de aislamiento el animalito se frota por superficies duras para lograr romper por un lugar esta capa, y en movimientos musculares fuertes se desprende progresivamente de su viejo yo. La serpiente o el reptil después de este proceso queda un poco sensible, sus nuevas escamas están frescas e hiperestésicas, así que se oculta y se protege para evitar que otros depredadores lo ataquen en este momento tan vulnerable de su crecimiento. Después se puede ver a la serpiente con nuevas escamas: esta vez relucientes, brillantes y de un color mucho más vívido que el anterior.

Inline image 7
Muy similar a este proceso natural, los humanos vivimos nuestra vida quitándonos innumerables disfraces que nos impiden crecer. Cuando nos resistimos al cambio, muchas veces la vida necesita acudir a un método infalible de liberación: las crisis.

La crisis inicia cuando nuestro falso yo empieza a perder su brillo, y se torna opaco. En este momento no tenemos ninguna idea de qué queremos, o qué debemos hacer, lo único que está claro es lo que NO queremos. Nuestra vida pierde el color, la vitalidad y los sueños, y cuando todo se derrumba hacia afuera, lo único que podemos hacer es replegarnos hacia nosotros mismos. Este aislamiento nos reconecta con un proceso interno natural, que a pesar de ser incómodo, es el preciso para lograr el crecimiento y la evolución.

A pesar de que externamente caen uno a uno los pedazos que conformaban nuestro perfecto disfraz, la tarea más ardua es derrumbar esas creencias internas de lo que creemos ser. El primer movimiento es duro, necesita rozarse contra una superficie rígida e implacable que rompe nuestra propia cáscara, en nuestro caso, sería una fuerte e impactante situación que desborda la crisis.

Justo después de este paso, la crisis ya es un hecho fáctible, y mientras concientemente removemos nuestras escamas del viejo yo, nos renovamos con una piel brillante, colorida, nueva y sobretodo más amplia.

Las crisis pueden parecer momentos desastrosos y muy dolorosos, pero son eficaces cuando se trata de hacernos crecer. Al igual que la naturaleza, tu y yo necesitamos romper con nuestras falsedades para poder evolucionar, para poder ser brillantes.

Transformar las depresiones en rompimientos es toda la función de un maestro. El psicoterapista simplemente te remenda. Esa es su función. Él no está ahí para transformarte. Tú necesitas una meta-psicología, la psicología de los budas.

Es la más grande aventura de la vida el atravesar una depresión conscientemente. Es el más grande riesgo porque no hay garantía de que una depresión se va a convertir en un rompimiento. Se convierte, pero estas cosas no pueden ser garantizadas. Tu caos es muy antiguo – por muchas, muchas vidas has estado en caos. Es espeso y denso. Es casi un universo en sí mismo. Entonces cuando entras a él con tan pequeña capacidad, por supuesto que hay peligro. Pero sin enfrentar este peligro nadie se ha nunca integrado, nadie se ha nunca convertido en un individuo, indivisible.

El Zen, o la meditación, es el método que te ayudará a atravesar el caos, atravesar la oscura noche del alma, equilibrado, disciplinado, alerta. El amanecer no está lejos, pero antes de que puedas alcanzarlo, la negra noche debe ser atravesada. Y cuando el amanecer más se acerca, la noche se hace aún más oscura.

Osho

La Meditación:

La EstrellaSe ha hablado mucho de la meditación. Desde épocas inmemoriales la meditación ha sido un método efectivo para lograr transformar el alma humana en un alma superhumana. En Oriente la meditación hacía parte de la cotidianidad de las personas desde siempre. En Occidente la oración y la devoción funcionaban de la misma manera; y en un momento importante de la humanidad Oriente y Occidente se unen y convergen en un pensamiento conjunto y fraterno. En la época hippie, una máxima expresión de ruptura de fronteras y límites las personas se abren a nuevas tradiciones y nuevas maneras de ver la vida. Justo en los años 60´s una banda llamada The Beatles, con una fuerte influencia en el mundo occidental populariza el nombre de un hombre hindú que busca dejar el legado de la meditación: Maharishi.

Esta popularidad no se detiene allí. Ahora conocemos lo que se denomina la New Age caracterizada por una búsqueda incesante de sabiduría y una conexión con el mundo oriental. Sin embargo, como todo movimiento masificado la New Age pierde su esencia y se convierte una vez más en otra moda.

Es por esto que mucho se ha hablado de la meditación, pero pocos en verdad meditan. La meditación es un mecanismo de la mente consciente que le permite concentrarse de manera extraordinaria para contactarse con su intuición y solucionar apropiadamente estados de confusión o ansiedad. La meditación no es una técnica, ni tiene requerimientos rigidos. La meditación es un estado de profunda concentración.

La meditación transmuta los momentos de crisis y de rompimiento. El desafío se encuentra en concentrarse agudamente en la búsqueda de la solución para comprender el trasfondo del rompimiento. Pero la respuesta no llega con el simple hecho de concentrarse, se necesita acallar la mente racional que lucha descontroladamente por buscar una acción que solucione el momento de dolor o depresión.

En esta sociedad tan compulsiva que busca actuar desesperadamente en lo externo, la meditación es uno más de los desafíos del hombre, pero una vez se ha logrado, la meditación se convierte en el puente que nos conecta con la verdad y con la sabiduría que todos llevamos dentro.

Inline image 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s