Y qué hacer con el Miedo.

Existen diversas visiones acerca del miedo. Son concepciones que defienden el estado de temor o que al contrario invitan a vencerlo: “el miedo es de humanos”, “la única manera de vencer el miedo es enfrentándolo”… Es un hecho que todos hemos sentido miedo, y muy posiblemente que es un factor al que nos enfrentaremos por el resto de nuestra vida, por eso el tema del miedo es tan popular y tan importante.

¿Qué es el miedo?

8212577554_e929ef84c9_b

El miedo es una vibración energética baja, densa, condensadora. En la mente humana, estos pensamientos negativos usualmente se ven correspondidos por una vibración energética, que en el caso del miedo es una vibración energética baja; por el contrario, el amor se identifica con una vibración alta, de onda rápida, que fluidifica la materia.

El miedo viene ligado inevitablemente de la imaginación. El miedo es entonces una serie de pensamientos que surgen de la imaginación del hombre, que generando pensamientos negativos, provocan una onda lenta, pesada y densa. La imaginación actúa junto con el miedo creando imágenes mentales de aquello que no queremos, o que tememos que ocurra. Esto es importante, por que el miedo es en realidad, mientras se piensa, una fantasía, una ocurrencia de la mente descontrolada y desconectada de la esencia real de la situación o de las cosas.

Para este artículo me gustaría hablar de dos maneras acerca del miedo. La primera haciendo referencia al miedo que llega a nuestra vida cuando tratamos de acceder a nuestra Misión de Vida, el miedo de no sentirnos suficientes o capaces, a pesar de tener el talento y los dones necesarios para cumplir con la tarea. Ya luego, quiero hablar acerca de qué hacer con el miedo, qué podemos racionalizar del miedo para controlarlo y dominarlo, y en alguna etapa eliminarlo.

La Misión de Vida:

11768808836_fde646272f_k

Existe una rama de la Astrología denominada Astrología Kármica, que se basa en el análisis de dos ejes invisibles creados astronómicamente por la órbita lunar y su intersección con la eclíptica solar. Hay ciertas teorías de las doctrinas esotéricas que mencionan que las almas rondan la órbita lunar esperando el momento preciso para encarnar. La Astrología Kármica se basa en estos dos ejes, que se encuentran en oposición para hablar acerca de la Misión de Vida del Alma encarnada ya en un plano material.

Este estudio de la Astrología Kármica es fascinante, porque aparte de generar claridad a cada persona acerca de la Misión de su Alma -esto significa una misión mucho más elevada, profunda y trascendente que las necesidades de una personalidad que pueden ser temporales y efímeras-, también indica ciertas actitudes psicológicas a las que todas las personas se enfrentan en determinado punto de su Vida.

El Nodo Norte o Misión de Vida representa una herramienta divina, es decir, de cualidades más inmensas que las herramientas humanas. Esta herramienta es la manera en que la divinidad “presta” su celeste sabiduría en el desempeño de una tarea que ayudará al Alma a profundizar en las áreas en las que no ha tenido experiencia, y que representan un gigantesco crecimiento y satisfacción.

La Misión del Alma encarnada será siempre desempeñarse en un área determinada a fin de conquistar ciertos desafíos que le enseñaran de manera perpetua a desempeñar todas las tareas de las que se conforma la completud y complejidad de la vida, esto quiere decir que desempeñar la Misión de Vida le dará al Alma un aprendizaje de naturaleza eterna y que le acercará a la divinidad misma.

7582f5d1c5927b57dcce9068e97f0163

Esta tarea de la Misión de Vida se centra en áreas  donde no tenemos experiencia alguna, es decir que el Alma se encuentra en un estado neófito frente a ese sector de la vida, es por esto que la divinidad le otorga una herramienta poderosa que le da lo necesario para desenvolver la Misión; el individuo siente entonces una gran duda acerca de poder enfrentarse a su propia Misión, pues en realidad no sabe cómo realizarla, pero a cambio de eso, la gran evolución le brinda la herramienta perfecta o Don que le permitirá desempeñar la tarea a un gran nivel. Desdeñar y abandonar la Misión de Vida representa no sólo perder una oportunidad para profundizar en aquello que desconocemos y que nos dará más sabiduría, sino que también será ignorar aquella grandeza divina que nos acompaña y nos guía en los desafíos.

El miedo a enfrentar la Misión de Vida proviene por una parte de la desconfianza que naturalmente sentimos al ser inexpertos y neófitos en esta área, sin embargo a pesar de que internamente nos sentimos incapaces, la herramienta divina o Don genera un brillo y unas oportunidades que las demás personas no solo admiran, sino que además aprenden de ellas. Esta herramienta hace brillar al individuo que tenga la valentía de utilizarla, pero además genera grandes cambios en la humanidad: cada persona que desempeñe su Misión de Vida le otorga los resultados del uso de una herramienta de tales características al nivel de lo humano; y además empuja a otros a seguir el ejemplo y desempeñar su Misión en aquello en lo que sólo ellos son buenos.

Lo interesante de este estudio de la Astrología Kármica radica en que podemos detectar ciertos patrones psicológicos que todos experimentamos al acercarnos a nuestro destino, pero sin duda alguna lo mas importante es ver y comprender que somos más grandes de lo que creemos en un principio, y que si no estamos dispuestos a hacer eso en lo que somos realmente talentosos y buenos, aquella potencialidad morirá, y será nuestro miedo el vencedor de la lucha.

¿Qué hacer con el miedo?

15ec26f3b08f6d68f1f3471b69552a99

Al hablar de miedo, lo más importante es detectar ciertas acciones que nos permitan dominarlo y de alguna manera eliminarlo.

El miedo surge de una profunda desconexión, el miedo al futuro, el miedo al fracaso, el miedo a no encajar, el miedo al cambio e incluso el miedo a la muerte tienen su origen en la sensación o convicción de soledad e impotencia. Entonces es claro que el miedo puede ser profundamente sanado, cuando retomamos una conexión superior con nuestra propia divinidad y fuerza interior. El miedo nos invita cada día y cada momento a restablecer esa conexión profunda, nos recuerda que no podemos vivir como entes separados, incapaces y fugaces.

Para controlar el miedo natural al enfrentarnos a nuestra Misión de Vida, lo primero que debemos hacer es reconocer que todos poseemos aquella herramienta divina, que es superior en sabiduría, y que irremediablemente nos guía por el sendero de la virtud de nuestra propia Alma. No estás solo, no eres nunca un error, y posees toda la capacidad de realizar tus sueños y cambiar al mundo con ellos. Una vez reconocemos nuestro poder interior, asumimos con control nuestra vida, y la transformamos. Incluso, bajo el telón de desesperación, de impotencia, de dolor que puedas llegar a experimentar en tu vida, incluso cuando pienses que te has perdido en el camino, la Astrología nos indica con su profunda sabiduría sobre la Misión de Vida que es imposible perdernos, que es imposible no actuar bajo la luz de la divinidad; la tarea ahora es ser conscientes de este Don para desempeñarlo en niveles mucho mayores y profundos.

Como mencioné al inicio del artículo, el miedo nace desde nuestra imaginación. Nuestra imaginación se adelanta a un futuro inexistente aún y crea diversos contenidos pesimistas que buscan que renunciemos a nuestra tarea. Dependiendo de qué tan creativos y negativos seamos, imaginaremos ciertos u otros resultados, concentrando tanto nuestra mente, que incluso lo podemos condensar. Recordemos que el miedo crea ondas bajas, condensadoras; y el amor ondas altas que fluidifican la materia. El miedo funciona como condensador de la imaginación, llevando a lo material y evidente nuestros profundos temores, pero el amor, el amor funciona como una alta vibración que resuelve nuestras dificultades haciéndolas fluir.

El secreto sería entonces cuidar lo que se imagina. Utilizar esa propiedad mental de concentración que aplicamos con el miedo en imágenes positivas y de resultados esperados. Pero el secreto más valioso sería hacer siempre todo con amor, hacer lo que se ama, hacerlo desde el corazón, hacerlo conectados con nuestra sabiduría superior, con nuestra herramienta divina, que no sólo nos proveerá de satisfacción, sino que cambiará nuestro entorno… El mundo necesita más personas que amen lo que hagan, a cada instante.

Participa en nuestra conferencias:

  • El Poder Personal y la Fuerza Interior. Una manera de aliviar el alma del caos, el miedo, la frustración y la incertidumbre.
  • La Misión de Vida. Reencuentra la Vocación de tu Alma

Si te gusto este artículo ¡compártelo con tus amigos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s